Gestiona tu negocio gratis. Más de 15.000 usuarios ya lo están usando. Únete a taclia.
Volver

¿Qué es la cultura empresarial y porqué es tan importante?

22/2/2022

La cultura empresarial es el conjunto de consideraciones básicas y creencias compartidas por los miembros de una empresa.

Cada empresa tiene unos valores, creencias, normas, filosofías y formas de actuar distintas. Decimos que la cultura empresarial representa los valores de la empresa, aquello que la mueve y que determina cuál es la relación entre los miembros de la misma. Es decir, en cierta manera es la manera en la que una empresa se comporta día a día. Estas formas de actuar y creencias que van más allá de los procesos, de la promoción de ventas y de la producción, es la cultura empresarial.

No todas las empresas son iguales ni se comportan de la misma manera, por lo tanto decimos que cada empresa tiene una cultura empresarial propia.

Elementos de la cultura empresarial

La cultura empresarial está compuesta por distintos elementos. Estos son: comunicación, visión, valores, estructura organizacional y talento humano.

Diferentes elementos de la cultura empresarial

 

1. Comunicación

Una buena comunicación es indispensable para poder alcanzar todos aquellos objetivos que la empresa se ha marcado. La comunicación nos indica como se intercambia la información dentro de la organización, es decir, como son los flujos de trabajo y estructurales. Además, también nos ayuda a relacionarnos con el entorno y poder extraer de él aquellos recursos que creamos necesarios. Por último, una buena comunicación también debe implicar al público objetivo de la empresa, no solo para saber que es lo que este desea, sino también para transmitir los valores de la empresa y los otros elementos de la cultura empresarial.

 

2. Visión

La visión es aquella imagen inspiradora a largo o medio plazo que sirve como guía para la empresa, es decir, marca dónde se está y dónde se quiere llegar. Realmente no es un objetivo planificado, sino que más bien marca a dónde se quiere llegar y a partir de allí surgirán objetivos más concretos que la empresa va a perseguir para llegar a donde desea. La visión es una imagen inspiradora no 100% definida, pues la podemos ir redefiniendo a medida que vamos buscando los objetivos. Podemos decir entonces que la visión marca el rumbo de la empresa, por lo que es un pilar fundamental de la cultura corporativa. No solo marca y guía las decisiones que tomarán los directivos, sino que orienta a los empleados para alcanzar los objetivos de la organización.

 

3. Valores

La base de la cultura empresarial son los valores de la empresa. Estos presentan una normativa de comportamiento y moldean la mentalidad de los trabajadores. Podemos decir entonces que los valores de la organización son aquello que orienta las actitudes de los trabajadores y las decisiones de los directivos, aquellos propósitos que los mantienen vinculados a objetivos comunes. Además, los valores de una empresa ayudan al cliente a confiar en la marca, apoyando así aquellos valores que considere oportunos.

Los valores empresariales son entonces la máxima expresión de la misión y visión de una empresa.

Algunos ejemplos de valores de una empresa: integridad, determinación, innovación, respeto, etc.

 

4. Estructura organizacional

La estructura organizacional de la empresa tiene un gran impacto en la cultura empresarial de esta. Si la estructura empresarial es demasiado rígida la empresa suele tener normas y procedimientos muy estrictos que limitan las interacciones entre los diferentes sectores y subsistemas de la empresa. En cambio, si la estructura organizacional de la empresa es flexible, facilita la comunicación entre los distintos subsistemas, logrando así un mayor entendimiento y reduciendo el riesgo de errores por falta de comunicación.

5. Talento humano

El talento humano forma una parte esencial en la cultura empresarial, pero también es cierto que la cultura empresarial de una empresa está mayoritariamente constituida por la cultura corporativa de esta misma, la cual es compartida y construida por los trabajadores. Es por esta misma razón por la cual las empresas ya no solo buscan talento o formación en el sector, sino que también quieren a profesionales que compartan los valores y la visión de la empresa, y que estén entusiasmados en formar parte de la misma.

Tipos de cultura empresarial

Encontramos una gran tipología de culturas empresariales, las más destacadas son las siguientes.

Diferentes tipos de cultura empresarial

  1. Organizaciones orientadas al poder o autoritarias: Los máximos representantes de la organización son el centro de autoridad, de donde emanan las distintas órdenes que guiarán a los trabajadores. Los que tienen el poder tienen el control absoluto sobre los procesos de la empresa y sobre los empleados de la misma. Su objetivo es dominar la organización y vencer obstáculos sin sujetarse a externos.
  2. Organizaciones orientadas a la norma: El objetivo principal es conseguir una estabilidad y seguridad a través del cumplimiento de la normativa vigente.
  3. Organizaciones orientadas a resultados: Se busca alcanzar los objetivos marcados con la mayor rentabilidad posible, a través de la plena optimización de los recursos de la empresa y la máxima eficiencia dentro de la misma.
  4. Organizaciones orientadas a las persona: Está orientada a garantizar las necesidades de todos los componentes de la empresa. Se basa en la confianza dentro de la organización y en el apoyo entre los miembros de esta.
  5. Cultura de motivación: Su objetivo es la motivación, inspiración y felicidad de las personas que constituyen la empresa, ya que se considera que cuanto más motivados estén los trabajadores mejor cumplirán con sus funciones y mejores serán los resultados de su trabajo.
  6. Cultura por objetivos: En esta tipología los objetivos de la empresa son la meta que se debe perseguir. La misión de la empresa está completamente dirigida a esos objetivos, al igual que los procesos que se llevan a cabo en la misma. Se exigen buenos resultados y se busca participar en la competitividad del sector, es así como el éxito es esencial para obtener los objetivos.

¿Por qué es importante la cultura empresarial?

La cultura de empresa se ha convertido en uno de los principales temas de preocupación de cualquier departamento de gestores de recursos humanos, y esto es debido a que ,para que la empresa funcione en su máxima eficiencia, ha de tener una estructura organizativa (y por lo tanto una cultura organizativa o empresarial) bien definida, donde los valores sean perfectamente reconocibles.

Una buena cultura empresarial es indispensable porque es el pilar fundamental que asegura alcanzar los objetivos marcados en la misión de la empresa. Ofrece unas pautas a los trabajadores sobre las acciones y valores que deben seguir y llevar a cabo y ayuda a que los empleados trabajen dentro de unos parámetros comunes.

Así pues, podemos concluir en que cualquier empresa que quiera alcanzar su pleno potencial deberá primero establecer una buena cultura empresarial, que marcará las acciones que se deberán seguir para alcanzar los objetivos de la organización.