Gestiona tu negocio gratis. Más de 15.000 usuarios ya lo están usando. Únete a taclia.
Volver

Diferencia entre IVA no sujeto, exento y deducción fiscal

11/7/2024

En muchas ocasiones solemos confundir el significado del IVA exento y el IVA no sujeto, suele suceder porque ambas operaciones contables se relacionan con no pagar un tributo en concreto. Aunque es cierto que existen matices que debemos conocer de la diferencia entre IVA no sujeto y exento. 

El término deducción fiscal, aunque suele diferenciarse algo más del IVA no sujeto y exento, aunque también suele ser un término que genera dudas. Es un derecho de los contribuyentes para disminuir algunos gastos a los ingresos. Son beneficios fiscales que disminuyen la cuota del tributo y sirven para incentivar las inversiones ya que se relacionan con los gastos imprescindibles para poder obtener ingresos. 

Te explicamos las diferencias entre IVA exento e IVA no sujeto y cómo diferenciarlos de una deducción fiscal. También cómo puede ayudarte un software de gestión a llevar la contabilidad de tu empresa de una manera fácil y rápida y desde cualquier lugar. 

IVA exento e IVA no sujeto

El IVA exento significa que la operación sería de aplicación del impuesto, pero se le exime del pago. Por ejemplo, algunas operaciones que se encuentran exentas del IVA son las de asistencia educativa, sanitaria, social, de actividades culturales, práctica de deporte, operaciones financieras de seguros y exenciones inmobiliarias. Puedes consultarlas con detalle haciendo clic aquí

El IVA no sujeto significa que la operación que realizamos no está ligada a ningún impuesto. Por ejemplo, una operación con IVA no sujeto sería una compraventa entre particulares o, en el caso de las empresas, la prestación de servicios gratuitos con fines promocionales.  Consulta el listado completo aquí

Diferencia entre IVA no sujeto y exento

La principal diferencia entre IVA no sujeto y exento existe a la hora de presentar la declaración. Las operaciones no sujetas a IVA no deben declararse. En cambio, las operaciones exentas de IVA, sí. Eso sí, en ambos casos no existe la obligación del pago del impuesto

Básicamente, es importante tener en cuenta la terminología que usamos cuando hablamos de estas dos maneras de aplicar el IVA, ya que no es lo mismo que una operación no esté sujeta a IVA a que quede exenta. Siempre con el objetivo de hacer una tributación efectiva y llevar de la mejor manera la contabilidad de tu empresa.

Diferencia entre no exento, no sujeto y deducción fiscal

La principal diferencia entre IVA no sujeto y exento y deducción fiscal es que las deducciones fiscales no significan una eliminación del impuesto por algún motivo, sino que está relacionada con la minoración de la cuota de un tributo, en este caso el IVA. Por lo tanto, el impuesto se paga igual pero después puede recuperarse. En cambio, en las operaciones sujetas al IVA no sujeto y exento el impuesto no se paga

Ejemplos de deducción fiscal

Existen diferentes tipos de deducciones fiscales, estas se diferencian entre deducciones fiscales para personas físicas, deducciones fiscales para autónomos y deducciones fiscales para empresas. Te explicamos algunas de ellas: 

Ejemplos de deducciones fiscales para autónomos

  • Impuesto sobre el Valor Añadido (IVA). Tanto empresas como autónomos pueden recuperar parte del IVA abonado en la adquisición de servicios y bienes cuando estén relacionados con la actividad profesional. 
  • Gastos de oficina como el alquiler, la electricidad, el agua, el coste del internet o del teléfono. 
  • Servicios externos como transporte, publicidad, gestorías, abogados, comunicaciones y demás. 
  • Costes de empleados como contratos o cursos de formación.

Ejemplos de deducciones fiscales para empresas

  • Por creación de empleo
  • Inversión en I+D por proyectos relacionados con la innovación y la tecnología. 
  • Por donación o patrocinio

Mejora la contabilidad de tu empresa 

Muchas veces llevar la contabilidad de la empresa es una tarea complicada, hay que rellenar miles de apartados para hacer presupuestos y facturas, tener en cuenta el tipo impositivo que se aplica a cada operación y cuál es el porcentaje para calcular y, sobre todo, realizar los cálculos. Por eso, muchas empresas están pasando de hacer la contabilidad de su empresa con miles de hojas de Excel a hacerlo con la ayuda de un software de gestión.

Con un software de gestión como el de taclia solo tienes que rellenar cada apartado de la factura o presupuestos y dejar que la aplicación haga la suma por ti. Olvídate del papel y de ocupar espacio con todos los documentos de tu empresa y haz facturas y presupuestos desde cualquier lugar

Con Taclia puedes tener, además, el control centralizado de todas tus finanzas sin esperar y enviarlas en pocos segundos y con solo un clic a tus clientes, por WhatsApp o por correo electrónico. Rápido y profesional.

Haz clic aquí si quieres una demostración gratuita de taclia.