Gestiona tu negocio gratis. Más de 15.000 usuarios ya lo están usando. Únete a taclia.
Volver

Diferencias entre un ERP y un CRM

26/4/2024

Los softwares de gestión son cada día más presentes en las empresas, ya que estos permiten reducir gastos de gestión y ahorrar tiempo. 

Invertir en soluciones tecnológicas para automatizar los procesos e intermediaciones con los proveedores y los clientes de tu empresa puede resultar muy provechoso. Hay softwares que permiten una comunicación online constante e inmediata con tus proveedores y clientes, donde se actualizan automáticamente fechas y tarifas. Estos softwares también proporcionan orden, el cual es totalmente imprescindible si se desea hacer más rápidos ciertos procesos (y en consecuencia minimizar el tiempo invertido), así como también proporcionan menos margen para errores y malentendidos.

A continuación vamos a hablar de los conocidos ERP y CRM, qué son y cuáles son sus diferencias.

¿Qué es un ERP?

Enterprise Resource Planning, más conocido con sus siglas ERP, significa sistema de planificación de recursos empresariales. Hablamos de un software que hace posible a cualquier empresa centralizar y administrar la información de todas sus áreas operativas en una única plataforma.

El principal objetivo de los sistemas ERP es automatizar y digitalizar los procesos diarios de las empresas. Por eso, esta herramienta permite unificar en una misma plataforma la gestión y el control de todos los departamentos de una organización. De este modo, donde antes contábamos con numerosos programas especializados en cada área, ahora, tenemos una única base de datos para gestionar en tiempo real toda la información de nuestra empresa.

De esta forma, los ERP están formados por distintos módulos que corresponden a cada departamento de la empresa. Así en una misma plataforma puedes controlar las compras, ventas, la contabilidad, facturación, el marketing, los recursos humanos y el CRM (Customer Relationship Management) de tu negocio.

Podemos decir que un ERP es una herramienta tecnológica que integra y automatiza la información y los principales procesos de la empresa en una sola plataforma, facilitando así la gestión de datos y la organización de la compañía.

¿Qué es un CRM?

Las siglas CRM de Customer Relationship Management, hacen referencia al conjunto de estrategias de marketing, las tecnologías y todas aquellas prácticas dirigidas y enfocadas al cliente.

El CRM es un software que utilizan las empresas para poder supervisar, organizar y llevar a cabo todas las interacciones con sus clientes. Es así como podríamos decir que un CRM permite gestionar todas las comunicaciones con la clientela, organizar la documentación y todo aquello otro relacionado con los clientes, con el fin de que todo esté ordenado en un mismo sitio y que sea accesible para cualquier miembro del equipo que pueda necesitarlo.

Por lo tanto, un software CRM es una aplicación que no solo sirve como puente entre la empresa y el cliente, sino que también recoge toda la información de estos. En consecuencia, te permite una centralización de todo lo relacionado con dichos clientes y evitar el uso de mil herramientas distintas.

En un CRM cada cliente tiene una ficha, la cual es accesible por todos los integrantes del equipo, así los trabajadores pueden atender al cliente más de forma más eficiente.

¿Qué diferencias existen entre un ERP y un CRM?

Primeramente y como hemos explicado anteriormente, tanto los CRM como los ERP son sistemas de gestión empresarial y de información que abarcan distintos ámbitos en la misma organización.

Un ERP es un sistema de planificación y organización de recursos empresariales. Por lo tanto, ayuda a la empresa a supervisar y automatizar principalmente su producción, inventario, logística, distribución y contabilidad, permitiendo también el control de presupuestos y facturas.

Un CRM se centra principalmente en la gestión de relaciones con el cliente. Permite disponer en cualquier momento de toda la información sobre cualquier cliente y poder comunicarte,  gestionar y satisfacer todas sus necesidades, así como también te permite acceder a estudios de mercado que hacen posible el diseño de estrategias comerciales mejoradas y personalizadas.

El ERP nos puede ayudar en reducir al máximo los costes de la empresa gracias a una mejora en la organización de la logística, la producción, la contabilidad y los inventarios, así como también nos apoya mediante la automatización de la contabilidad y los apartados de presupuestos y facturas, cosa que permite a su vez reducir el riesgo operacional que pueden conllevar las tascas manuales en estos apartados. En cambio, un CRM nos va a permitir la captación de clientes nuevos, los cuales son nuestras fuentes de ingresos, y nos puede ayudar también a gestionar de una mejor forma a nuestros clientes ya existentes, desencadenando así en un aumento de los ingresos provenientes de estos.

Es así como una mezcla de ambos sistemas puede permitir a la empresa una optimización de sus recursos y una maximización de su rentabilidad.

Softwares de gestión CRM Y ERP

Como hemos comentado en el punto anterior, hay softwares de gestión de empresas, conocidos como ERP, que permiten la gestión de proveedores, empleados y servicios de la empresa. Además, muchos de estos softwares posibilitan el control de todos los presupuestos y facturas de la empresa. Es así como estos softwares pueden resultar muy beneficiosos para el control y la administración de la gestión de la contabilidad de la misma. Hay otros softwares llamados CRM que permiten la gestión de la clientela. Por otro lado, hay softwares que permiten ambas funciones.

Una vez sabemos toda esta información nos preguntaremos: ¿Entonces, cuál es el mejor software de gestión empresarial para mi empresa? ¿Necesito un software ERP, uno CRM, o ambos? La respuesta es sencilla, el mejor software de gestión empresarial será aquel que mejor se adapte a las necesidades de la empresa usuaria, aportándole el mayor control y gestión de sus procesos y servicios. También dependerá de las necesidades de la empresa la necesidad de un software CRM o un ERP, aunque siempre es recomendable una fusión de ambos.

taclia como software de gestión CRM y ERP

taclia es un ejemplo de los distintos softwares de gestión CRM y ERP de empresas que podemos encontrar en el mercado.

taclia te permite facilitar y llevar a cabo una correcta gestión de tus facturas y presupuestos, así como controlar los servicios, empleados y clientes y proveedores de tu empresa. Este software te permite la personalización del sistema a las necesidades de tu empresa, así como tener tus clientes, proveedores y empleados conectados en un mismo sitio.

 

taclia gestiona todas tus tareas y servicios diarios, te permite llevar un seguimiento de empleados y proveedores, además, te posibilita crear, gestionar y enviar presupuestos y facturas, acceder a reportes automáticos donde se centralizan todos los datos de tus servicios para que puedas tomar decisiones y sepas lo que está ocurriendo en tu negocio cada día, y muchas otras funcionalidades.

Como taclia, hay muchos otros softwares de gestión, que te permitirán tomar decisiones con datos personalizados. Por esta razón, es necesario hacer un proceso de investigación para poder llegar a aquél que se adecúe más a las necesidades de tu empresa.

taclia también posibilita tener un control centralizado de todas las finanzas del negocio. Podrás crear, enviar y recibir presupuestos y facturas en un minuto. La app permite una simplificación de la gestión de facturas y pagos ya que proporciona la posibilidad de crear facturas de forma rápida y sencilla con plantillas personalizadas, adaptándolas a las necesidades de tu empresa. Además, taclia automatiza todos los cálculos, creando facturas automáticas sin necesidad del uso de calculadoras.

 

Con taclia, tendrás un seguimiento continuo de todas tus facturas, clientes, proveedores e integrantes del equipo, gracias a los datos centralizados que ofrece la plataforma y podrás acceder a las facturas de todos tus servicios y comprobar cuáles están pendientes o tramitadas.

También te da la posibilidad de decidir qué miembros de tu equipo pueden acceder a cierta información o supervisar trámites, crear y aprobar facturas y presupuestos y comunicarse con clientes y proveedores.

Además, podrás acceder al listado de todos los gastos e ingresos de tu equipo.

¡Y mucho más!