15.000 negocios ya usan taclia. Empieza ahora.
Volver

Todo lo que necesitas saber sobre el IVA y su trámite

11/9/2023

El Impuesto al Valor Añadido (IVA) es un concepto que puede resultar confuso para muchas empresas y autónomos. En el blog de taclia, te presentaremos una guía completa sobre el IVA, su trámite y cómo se calcula en España para que puedas entenderlo y gestionarlo de manera más efectiva.

¡También te explicaremos cómo un software de gestión puede simplificar el manejo de IVA de forma muy sencilla!

Entendiendo el Impuesto al Valor Añadido (IVA)

¿Qué es el IVA?

El Impuesto al Valor Añadido (IVA) es un impuesto que se aplica al consumo y a la venta de bienes y servicios en varios países alrededor del mundo. Su objetivo principal es gravar el valor agregado en cada etapa de producción y distribución de un producto o servicio.

El IVA es un tema de gran importancia en el ámbito económico y fiscal, ya que tiene un impacto significativo en las finanzas de las empresas y en la recaudación de impuestos por parte de los gobiernos. Es fundamental comprender cómo funciona el IVA y las implicaciones que tiene tanto para las empresas como para los consumidores, pues hay que tener presente que:

  1. Todas las empresas que realizan actividades económicas están sujetas al IVA, ya sea como proveedores o como consumidores finales.
  2. Es importante conocer las particularidades y regulaciones legales y normativas de cada país en relación al IVA. En algunos países el IVA puede ser del 10%, mientras que en otros puede ser del 20% o más.

Según el tipo de bien o servicio el porcentaje puede variar, en base a una combinación de consideraciones fiscales, sociales, económicas y políticas. Los gobiernos utilizan el IVA como una herramienta para lograr diversos objetivos, desde la recaudación de ingresos hasta la promoción de ciertos comportamientos económicos y sociales. Estas variaciones pueden ser complejas y pueden cambiar con el tiempo a medida que cambian las circunstancias económicas y políticas.

Todo lo destacable del IVA

El IVA tiene diversas ventajas y beneficios tanto para los gobiernos como para las empresas y los consumidores. Algunas de las cosas importantes que debes saber son:

  1. El IVA es un impuesto indirecto: esto significa que no se aplica directamente sobre las personas, sino sobre los bienes y servicios.
  2. El IVA se aplica en cada etapa de producción y distribución: esto significa que cada empresa involucrada en la cadena de suministro debe pagar el IVA correspondiente. Desde la materia prima hasta el producto final, cada etapa de producción y distribución agrega valor al producto o servicio, y el IVA se calcula sobre ese valor agregado.
  3. El IVA puede ser recuperado por las empresas: en muchos países, las empresas pueden recuperar el IVA que han pagado en sus compras y gastos como crédito fiscal. Esto significa que el IVA pagado en las etapas anteriores de la cadena de suministro puede ser deducido del IVA a pagar en la etapa siguiente. Esta posibilidad de recuperar el IVA pagado es especialmente beneficiosa para las empresas, ya que reduce su carga fiscal y mejora su flujo de efectivo.
  4. El IVA puede ser trasladado al consumidor final: este impuesto pagado por las empresas en cada etapa de la cadena de suministro se incluye en el precio final del producto o servicio, lo que significa que el consumidor final es quien finalmente paga el impuesto. Esto se conoce como "traslado del impuesto" y es una característica fundamental del IVA. Se convierte en un costo más para el consumidor, que se suma al precio del producto o servicio.

En España, ¿cómo se calcula el IVA?

Se calcula aplicando una tasa porcentual al valor de la mayoría de los bienes y servicios. El proceso de cálculo es relativamente sencillo y consta de los siguientes pasos:

1. Determinar la tasa de IVA. 

En España, existen tres tasas de IVA principales:

  • IVA general: Aplicado a la mayoría de los bienes y servicios. La tasa general de IVA es del 21%.
  • IVA reducido: Aplicado a una serie de bienes y servicios considerados de primera necesidad o que tienen un interés social. La tasa reducida de IVA es del 10%.
  • IVA superreducido: Aplicado a una lista limitada de bienes y servicios esenciales, como alimentos básicos, productos farmacéuticos, libros, periódicos y servicios de transporte de viajeros. La tasa superreducida de IVA es del 4%.

2. Calcular el importe del IVA.

Una vez que se ha determinado la tasa de IVA aplicable, se calcula el importe del IVA multiplicando el valor del bien o servicio por la tasa correspondiente. La fórmula es la siguiente:

Importe del IVA = Valor del bien o servicio x Tasa de IVA

3. Calcular el precio total con IVA.

Para obtener el precio total que un consumidor pagará, se suma el importe del IVA al valor del bien o servicio. La fórmula es:

Precio total con IVA = Valor del bien o servicio + Importe del IVA

Ejemplo: Supongamos que compras un producto por valor de 100 euros y la tasa de IVA aplicable es del 21%:

Importe del IVA = 100 euros x 0.21 = 21 euros Precio total con IVA = 100 euros + 21 euros = 121 euros En este ejemplo, pagarías 121 euros por el producto, y 21 euros corresponden al IVA.

Aspectos clave a considerar sobre el IVA

Cuando se trabaja con el IVA, hay varios aspectos clave que se deben tener en cuenta para cumplir correctamente con las obligaciones fiscales y evitar problemas legales o sanciones. Algunos de estos aspectos son:

  1. Registro de la empresa: Es importante asegurarse de que tu empresa esté debidamente registrada ante las autoridades fiscales correspondientes para poder operar legalmente y emitir facturas con IVA.
  2. Determinación de la base imponible: La base imponible es el valor sobre el cual se calcula el IVA. Es necesario tener claridad sobre qué elementos están sujetos al IVA y cuál es el monto base para su cálculo.
  3. Tarifas del IVA: Como mencionamos anteriormente, las tarifas del IVA pueden variar según el país y el tipo de bien o servicio. Es fundamental conocer las tarifas aplicables en tu país y asegurarse de aplicarlas correctamente en tus operaciones comerciales.

Comparando el IVA y el NIF: Diferencias y similitudes

Es común que haya cierta confusión entre el IVA y el NIF (Número de Identificación Fiscal) en lo que respecta a las obligaciones fiscales de las empresas.

Mientras que el IVA se refiere al impuesto indirecto aplicado al consumo y a la venta de bienes y servicios, el NIF es un número de identificación fiscal utilizado para identificar a las personas o empresas ante las autoridades fiscales.

Es posible que una empresa necesite tanto un NIF como estar registrada para el IVA, dependiendo de las regulaciones fiscales del país en el que opera. Por lo tanto, es importante entender las diferencias entre ambos y asegurarse de cumplir con todos los requisitos legales correspondientes.

Pasos para obtener el IVA

Si tu empresa se encuentra en un país en el cual es necesario registrarse para el IVA, es importante seguir una:

  1. Investigación previa y preparación de la documentación necesaria: Para obtener el IVA, es probable que debas presentar una serie de documentos, como la solicitud de registro, información sobre la empresa y sus actividades, entre otros. Asegúrate de tener toda la documentación preparada y en orden.
  2. Presentar la solicitud de registro: Una vez que hayas recopilado y preparado la documentación requerida, es momento de presentar la solicitud de registro ante las autoridades fiscales competentes.

Verificando la obtención del IVA

Una vez que hayas completado el proceso de registro para obtener el IVA, es importante verificar que todo se haya realizado correctamente. Aquí te explicamos cómo asegurarte de que la obtención es apta:

  1. Confirmación de registro: Después de presentar la solicitud de registro, recibirás una confirmación por parte de las autoridades fiscales. Asegúrate de guardar y archivar esta confirmación como prueba de tu registro exitoso para obtener el IVA.
  2. Revisión de facturas: Una vez que hayas obtenido el IVA, revisa las facturas que emites asegurándote de que incluyan el impuesto de manera correcta, siguiendo las regulaciones fiscales correspondientes.
  3. Mantén actualizada tu documentación: A medida que tu empresa crezca y evolucione, es posible que necesites realizar modificaciones en tu registro del IVA.

El IVA en una factura

Una vez que hayas obtenido el IVA y comiences a emitir facturas, es importante entender cómo se muestra en una factura. Aquí te explicamos todo lo que necesitas saber al respecto:

  1. Separación de conceptos. Se muestra por separado del precio total del producto o servicio. Deberás incluir el monto del IVA y especificar claramente el porcentaje aplicado.
  2. Identificación de la empresa. Una factura debe incluir la identificación de tu empresa, incluyendo tu nombre o nombre comercial, dirección y número de registro para el IVA.
  3. Cumplimiento de regulaciones fiscales. Asegúrate de seguir todas las regulaciones fiscales correspondientes, la información requerida, respetar los plazos de emisión e incluir todos los detalles necesarios.

Archivos y documentación relacionada al IVA

Una parte importante de gestionar correctamente el IVA es organizar y gestionar los archivos y documentación relacionada. Estos son algunos consejos para mantener todo en orden:

  1. Archivo digital. Mantén una copia digital o guarda bien de todas las facturas, documentos y registros relacionados al IVA. Esto te ayudará a tener acceso a la información cuando la necesites y a cumplir con cualquier requerimiento legal.
  2. Clasificación y etiquetado. Organiza tus archivos por categorías y fechas para facilitar la búsqueda y recuperación de la información. Además, etiqueta adecuadamente cada archivo para identificar claramente su contenido.
  3. Periodicidad de revisión. Establece un tiempo regular para revisar y actualizar tus archivos y documentación relacionada al IVA. Esto te permitirá mantener todo actualizado y eliminar cualquier documento innecesario o que ya no sea relevante.

Cómo taclia simplifica la gestión del IVA

Usando un software como taclia, puedes mejorar la gestión del IVA:

  • Con taclia, en el momento que creas facturas o presupuestos se automatiza el cálculo de IVA. No habrán errores, porque taclia realiza el cálculo del porcentaje de IVA que incluyes en tus documentos, asegurándote el cumplimiento con las regulaciones vigentes.
  • Podrás realizar un seguimiento detallado de tus ingresos y gastos. Tendrás en tiempo real la información de todos los documentos sujetos a IVA para identificar si están categorizados correctamente.
  • Estarás al día de la legislación. Si hay un cambio en la legislación respecto al IVA, nuestro software se adaptará por ti. 

No pierdas más tiempo lidiando con la complejidad del IVA y prueba taclia gratis.

Esperamos que esta guía completa sobre el Impuesto al Valor Añadido y su trámite te haya sido útil. Si quieres seguir sacando más potencial a tu negocio, visita nuestro blog. ¡Encontrarás muchos consejos para ahorrar tiempo y así facilitar tu día a día!

CTA_Facturas